viernes, 13 de abril de 2018

LA CASA DEL COMPÁS DE ORO


Enviada por Pedro:

Villa de Lyon, 1532. Christophe y su mejor amigo Pierre se acercan, siempre que pueden, al pequeño taller de François Goulart para leer las pruebas de imprenta que se exponen en la ventana. Si detectan un gazapo, les recompensará con una moneda. Aunque hay otra razón más poderosa: Marie, la pelirroja hija del impresor, que atiende a esos dos críos con una sonrisa picarona fingiendo no darse cuenta de la admiración que despierta en Christophe.

Un día los dos muchachos encuentran en la imprenta algo que no deberían haber visto y el terrible secreto llega a oídos de un clérigo; además a la joven Marie le acusarán de brujería. Lo que sucederá después dejará en Christophe una huella indeleble, un sentimiento de culpa y un deseo de hacer justicia. Esos mismos libros que ha empezado a amar pueden contener ideas que abren los ojos a muchos, pero conducen a la hoguera o al campo de batalla.

La aspiración de Christophe Plantin, por elevarse sobre sus humildes orígenes y aprender un oficio relacionado con el mundo de los libros, le llevará de Lyon a Orleans, Caen, París y Amberes, en un tiempo marcado por los conflictos religiosos entre católicos y protestantes que desembocarán en las encarnizadas guerras de religión que devastaron Francia y Flandes. Gracias a amigos insospechados, con astucia e inteligencia, pero sobre todo trabajo y constancia, lo aprenderá todo sobre los libros. Siempre al borde de la ruina, resurgirá tras cada revés del destino y acabará convirtiéndose en el mayor impresor y editor de su época.

                Al igual que en su primera novela (El Trabajo de los Libros, que trata sobre Guttemberg y la invención de la imprenta) esta obra de Begoña Valero es un homenaje a todos los que participan de alguna manera en el mundo del libro.

Encontramos dos narradores distintos en la obra: al principio un narrador omnisciente, luego una primera persona personaje, Luis de Osuna, ese noble desertor de los tercios de Flandes, que acompañará durante muchos años a la familia Plantin y se convertirá en su defensor.

El protagonista es Christophe Plantin, el impresor, librero y editor más prestigioso del siglo XVI. Veremos sus triunfos y sus derrotas, cómo va de una ciudad a otra intentando aprender en sus oficios o buscando un lugar donde poder trabajar en paz y lograr la tranquilidad para su familia, huyendo de los conflictos religiosos. Asistiremos a la apertura y ampliación de su imprenta, la Officina Plantiniana (actualmente Patrimonio de la Humanidad), y la creación de su obra magna, la Biblia Políglota Regia. Toda una vida plagada de logros y de sinsabores.