miércoles, 9 de noviembre de 2016

VAMOS AL TEATRO: LA ODISEA


Cuéntame, Musa, la historia del hombre de muchos recursos que anduvo errante largo tiempo, después de asolar la sagrada Troya. Vio ciudades de muchas gentes y conoció sus costumbres, sufrió muchas penalidades en el mar luchando por su vida y por el retorno al hogar de sus compañeros. Pero ni aun así logró salvarlos, a pesar de su empeño, pues sucumbieron víctimas de sus propias locuras. ¡Qué insensatos! Pues se comieron las vacas del dios Sol, y concluyó para ellos el día del regreso. Cuéntanos también a nosotros, diosa hija de Zeus, algunos de estos sucesos.
Homero

                El próximo día 11 de enero, asistiremos con nuestros alumnos de 3º y 4º de ESO a una versión teatral interpretada por Jordi Ballester, que sigue la adaptación realizada por el Grup Galatea.

En ella se mezcla ese largo y penoso viaje de Ulises con la música y la luz que contextualizan el espacio y las situaciones. La obra nos presenta dos líneas dramáticas paralelas: el canto de La Odisea de Homero y lo que está pasando hoy en día con los pueblos de los refugiados.

La música va a reforzar los momentos épicos y dramáticos de la obra que resaltan la personalidad del protagonista: La Primavera, de Vivaldi, para la tormenta; En la gruta del rey de la montaña, de Grieg, para los cíclopes; Scherezade, de Rimsky-Korsakov, para la escena de Circe; Gayane, de Kachaturian, para la matanza de los pretendientes, etc…

La Odisea es un poema épico atribuido al poeta Homero; en se relata las aventuras del héroe griego Odiseo (Ulises) desde que conquista Troya hasta que consigue llegar a su patria Ítaca: Aventura, viajes, guerras, luchas, seres mitológicos, musas, divas, ninfas componen uno de los relatos más completos de la literatura universal pero no tan sólo por todo esto, sino por la belleza de su oralidad, y por los temas que incluye. Amor, astucia, valentía, inteligencia, etc. Valores vigentes hoy en día 30 siglos después.

La Odisea de Ulises es la metáfora de los avatares cotidianos, que refuerzan nuestras señas de identidad. Su viaje es a la vez una aventura vital y una alegoría del saber, por ello esta adaptación de la Odisea nos aproxima a la cultura griega de hace tres mil años, para comprobar cuán cerca seguimos estando de ella.