jueves, 10 de noviembre de 2016

LA LIBRERÍA DE LAS NUEVAS OPORTUNIDADES


Érase una vez una vieja librería en la pequeña y lluviosa isla de Shelter Island...

 A ese lugar tan especial, donde los libros parecen tener vida propia, llega un día Jasmine, dispuesta a hacerse cargo del negocio mientras la propietaria, su tía Ruma, viaja a la India para curar su corazón cansado. Sola en medio del polvo y el desorden, la joven intenta dar un toque de modernidad al local, colocando títulos nuevos y llamativos en el escaparate, pero muy pronto los clásicos de siempre imponen su presencia, y los autores vivos y muertos revolotean por las estanterías dejando oír su voz. Así Jasmine vuelve a descubrir a Shakespeare, Jane Austen y a Edgar Allan Poe, y no solo eso: la chica aprende a escuchar a sus clientes, a comprender lo que de verdad buscan en una novela o en un manual de cocina, y acabará encontrando al hombre con quien compartir todos los libros de su vida.

Esta novela de Anjali Banerjee  es un pequeño homenaje a la literatura, por las referencias y citas de títulos y autores clásicos, cuyas voces ayudan a Jasmine tanto a aconsejar libros a sus clientes, como a reflexionar y sobreponerse a su divorcio, rencauzando su vida personal. Por sus páginas desfilan Kipling, Beatriz Potter, Jane Austen, Mark Twain, Poe entre otros, con lo que casi podemos considerar a la librería, un edificio victoriano, como un personaje más. Todo ello aderezado con la cultura y gastronomía hindú. ¡Ah, por cierto!, parte de la obra, casi todo lo relacionado con el divorcio, me recuerda una deliciosa película, Bajo el Sol de la Toscana, aunque en ésta sólo subyace el espíritu de Federico Fellini.

La narración es fluida, se lee rápido, con muchos diálogos y pocas descripciones, lo que nos hace avanzar rápidamente en la lectura. Jasmine, al narrarnos ella la historia, nos muestra lo que piensa y siente.