miércoles, 17 de agosto de 2016

LA REINA EN EL PALACIO DE LAS CORRIENTES DE AIRE


            Enviado por María (B1C):

Lisbeth no está muerta, pero  con una bala en el cerebro, necesita un milagro, o un hábil cirujano, para salvar la vida. Le esperan semanas de confinamiento en el mismo centro donde un paciente muy peligroso sigue acechándola: Alexander Zalachenko. Desde la cama del hospital, Lisbeth hace esfuerzos sobrehumanos para mantenerse alerta, porque sabe que sus impresionantes habilidades informáticas van a ser, una vez más, su mejor defensa.

Entre tanto, con Erika entregada a su nuevo trabajo, Mikael se siente muy solo. Quizás Lisbeth le haya apartado de su vida, pero a medida que sus investigaciones avanzan y las oscuras razones del complot contra Salander van tomando forma, Mikael sabe que no puede dejar en manos de la Justicia y del Estado la vida y la libertad de Lisbeth. Pesan sobre ella durísimas acusaciones que hacen que la policía mantenga la orden de aislamiento, así que tendrá que ingeniárselas para llegar hasta ella, ayudarla, incluso a su pesar, y hacerle saber que sigue allí, a su lado, para siempre.

Hemos de tener en cuenta de que este libro de Stieg Larsson es el tercero de la trilogía, Millenium, por lo que muchos detalles de la novela no se comprenden del todo si no has leído las dos primeras, ya que aluden a hechos que suceden en estas.

La novela se divide en cuatro partes, en cuyo comienzo el autor siempre introduce un texto sobre las mujeres en la historia, rasgo que le da carácter a la novela, a la vez que enfatiza la intención del autor, concienciar sobre la importancia de la mujer y sus derechos.

El personaje que más me ha gustado es Lisbeth Salander, ya que es un personaje misterioso y fascinante, y aunque no se comporte socialmente bien normalmente, es un personaje al que se le coge cariño y al que te esfuerzas en entender, ya que es un personaje que no sabes cómo va a reaccionar y como va a solucionar una situación nunca. En torno a este personaje gira toda la acción, ya que el resto de los personajes buscan ayudarla, para hacer justicia; o perjudicarla, ya que de ella depende su propio trabajo y la imagen del país. Lisbeth es una mujer morena, pequeña y muy delgada, con aspecto incluso de adolescente, lleva muchos piercings y tatuajes repartidos entre su cara y su cuerpo, destacando el de su espalda, un dragón que la recorre desde el omoplato hasta la cadera contraria. En cuanto a su personalidad, Lisbeth es una mujer muy inteligente e independiente, pero sus habilidades sociales son nulas, algo que no es de extrañar si consideramos que tiene síndrome de Asperger, como muchas personajes acaban deduciendo en la novela. Lisbeth es una mujer violenta, y muy rencorosa, que se mantiene siempre firme con su moral (aunque esta no sea del todo normal y aceptada socialmente). Está claro que ha tenido una vida dura, durante años, el estado ha abusado de ella y ha tenido que hacer frente a muchos problemas y humillaciones, en cuanto a los que ella se siente indiferente, ella tan solo quiere que la dejen en paz. Tiene una gran memoria y rapidez mental, además de gran habilidad de lectura y matemática, pero su principal arma, es que es una hacker infalible, y que cuenta con grandes recursos, incluso una empresa y un programa de invasión propio y una sociedad de hackers en la que tiene un gran reconocimiento, allí es conocida como Wasp.

Es un libro original, con una historia que no recuerda a ninguna otra. Es una novela muy larga y que se detiene mucho en descripciones, política… por lo que en algunos tramos, me ha resultado difícil de leer, me he aburrido o me he tenido que releer algo que ya había leído, porque además, como es larga y tiene muchos nombres y conceptos, es difícil recordarlos todos. Pero la idea y la historia principal es algo que siempre tienes en mente cuando lees la novela, y la historia en sí para mí es muy buena. También es una novela que describe el sistema judicial de Suecia y la situación de allí, además de datos acerca de las mujeres que desconocía. Por lo que también es una novela que te enseña y que te hace pensar. A medida de que van sucediendo los acontecimientos, te pones en la piel de los personajes y piensas qué habrías hecho tú en su situación o como afrontarías lo que se les viene encima, y te das cuenta de que es una situación en la que sería realmente difícil actuar; por lo que el autor ha conseguido crear una trama complicada que hace que quieras seguir leyendo para saber cómo va a terminar.