viernes, 12 de agosto de 2016

ALICIA EN WESTMINSTER


Saki presentó al director del periódico The Westminster Gazette el proyecto de publicar unos artículos de sátira política ilustrados por Gould y utilizando los personajes de Alicia en el País de las Maravillas. La serie vio la luz entre julio de 1900 y enero de 1902. El éxito fue inmediato.

La serie de Alicia le ayudó a encontrar una voz narrativa propia, que luego desarrollaría, en la que sobresalen la ironía y la precisión de los diálogos. La ingenuidad de Alicia contrasta con la mordacidad del narrador. Saki refleja a la perfección la perplejidad de Alicia, pero el lector posee las claves de ese mundo extraño en el que el objeto del maravillarse es la realidad de los acontecimientos políticos contemporáneos. El resultado es una serie de viñetas que captan el espíritu de la obra original y desvían de forma muy lograda los materiales carrollianos hacia los fines de la sátira política.

La sátira de Saki y de Gould está dirigida ante todo contra la incompetencia gubernamental en la dirección de la segunda guerra contra los bóers y contra algunos de los principales protagonistas de la vida política inglesa del cambio de siglo, con referencias ocasionales a otros asuntos de actualidad política.

Las ilustraciones de Gould se basan en las que aparecían en los libros originales de Alicia, firmadas por Tenniel. Los personajes de los dibujos adoptan los rostros y actitudes de personalidades políticas, intelectuales o religiosas de la escena británica del momento.