jueves, 11 de agosto de 2016

GRANDIOSOS SON LOS CERTÁMENES DE OLIMPIA


Si gestas deportivas deseas cantar, corazón mío,
grandiosos son los certámenes de Olimpia,
y por su victoria
hemos de celebrar a Hierón,  que reina en Sicilia.
Adornado con todas las virtudes,
cantado por muchos poetas, por él convocados.
 ¡Descuelga del clavo la lira homérica,
Y cantaré la gloria de Ferenico,
cuando  junto al Alfeo se lanzó a la carrera
sin que su cuerpo fustigado fuera,
y llevó a su amo a la victoria.
Brille su fama
(…)
Muchas maravillas hay,
pero a veces las palabras de los mortales van más allá de la verdad,
si su narración se decora convenientemente.
(…)
Que se me conceda coronar a Hierón
por su victoria ecuestre,
pues nadie es más digno que él.
Un dios te protege, Hierón,
Y  celebraré con un canto más dulce
una nueva  victoria en la carrera de carros.
Goza siempre de esta felicidad,
y yo sea, por mi poesía, insigne entre los griegos.

Píndaro, Olímpicas