viernes, 26 de agosto de 2016

EL PRISIONERO DEL CIELO


Enviado por Javier (B2C)

Aquí descubrimos que Daniel, el adolescente que conocimos en La Sombra del Viento, ahora está casado con Bea y es padre de un pequeño niño llamado Julián. Daniel Sempere recibe la visita de un misterioso personaje en la librería preguntando, nada más y nada menos, que por Fermín. Asustado, éste decide contarle a su amigo y jefe su historia. Una historia que empieza en el castillo de Montjuïc y que acaba el día que se conocieron en la plaza Real.

En la prisión, en la que eran encarcelados aquellas personas políticamente contrarias al régimen dictatorial de Franco, Fermín Romero de Torres conoce a David Martín (protagonista de El Juego del Ángel), al que apodan el prisionero del cielo. La cárcel está regentada por el  Mauricio Valls, alguien con escasa habilidad literaria que mantiene con vida a David Martín para que éste le reescriba su obra. Para conseguirlo, Valls amenaza con hacer daño a su amiga Isabella Gispert, su marido y su hijo: Daniel Sempere.

Allí, el escritor y Fermín entablan amistad y planean la huida de este último emulando a El Conde de Montecristo, con la condición de que Fermín cuide siempre del pequeño Daniel. Cuando todo está listo, Fermín decide robar a su compañero una llave que abre el tesoro que ha conseguido con los crímenes de la guerra civil.

Desde mi punto de vista, El Prisionero del Cielo es un libro de transito que solamente presenta algunos de los personajes y de las tramas que Carlos Ruíz Zafón  ha relatado antes, pero que no las concluye con esta novela.

Respecto al contenido del libro, he de reconocer que en lo que se refiere a expresión, credibilidad de los personajes, diálogos, descripciones etc., el libro es bastante bueno a mi parecer, sin embargo he de admitir que no ha sido muy de mi agrado, aunque algo que sí ha conseguido en cierta manera, que tenga curiosidad por conocer como continua la historia de Daniel y el desenlace de la misma.

Una de las pocas cosas por las cuales he disfrutado del libro ha sido de la verosimilitud de la historia, que a excepción de algunos elementos como el tesoro de Salgado y algunas muertes con demasiada ficción, como el envenenamiento de Isabella, es bastante creíble, y esto hace que me atraiga pues no suena descabellada la historia de Fermín, que en aquellos tiempos de guerra, los nombres iban y venían y algún preso y más  de uno se tuvo que escapar de aquellas cárceles de los años 40.

Para finalizar, le otorgare una puntuación de 6/10, pues aunque como he explicado anteriormente, a mi parecer se trata de un libro de tránsito y que únicamente trata de buscar la curiosidad del lector para el siguiente tomo, sí que hay ciertos elementos de mi agrado, como la expresión del autor, la verosimilitud de la historia y de los diálogos, que salvan al libro de ser totalmente aburrido.