martes, 13 de octubre de 2015

NO SOY UN LIBRO



MUY IMPORTANTE
NO SOY UN LIBRO
ESTO ES UNA
P E T I C I Ó N
D E   A Y U D A
SOCORRO
SOCORRO

No sé si podré mantener por mucho tiempo el esfuerzo de reordenar estos signos para hacer inteligi­ble mi mensaje.

No sé si este mensa­je llegará a ser conocido e inter­pretado por los suficientes lec­tores.

Sabemos que los humanos reci­ben información por medio de es­tos objetos que llaman libros y el acopio de energía que estoy reci­biendo me hace imaginar que al­guien me lee: pues la recepción de mi mensaje genera una ener­gía inversa que repone mis reser­vas y me permite trabajar en esta labor de transformación.

SIGUE LEYENDO
NO SOY UN LIBRO

El accidente que hizo desplo­marse mi unidad me ha dejado perdido y apresado en este objeto del que no puedo salir, pero no soy un libro, soy un ser pen­sante, como tú, aunque todos los elementos que me compo­nen difieran absolutamente de los que te componen a ti.

Tengo habilidades y conocimientos que su­peran a los tuyos porque mi especie es mucho más antigua que la tuya, y está muy perfeccionada, pero ahora me encuentro inerme y te necesito.

Lo que ha sucedido es resulta­do de un terrible error que pue­de destruirnos a todos

Sigue leyendo. Debes liberarme.
Sigue leyendo. Debes liberarme.
Sigue leyendo. Debes liberarme.

José María Merino, No Soy un Libro

PREMIO NACIONAL DE LITERATURA JUVENIL 1993