lunes, 17 de agosto de 2015

TRAFALGAR

Enviado por Jesús, B2C.

Con esta novela se abre la primera serie de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós.

Narra la historia de Gabriel Araceli, que a los 14 años se ve envuelto en la batalla de Trafalgar como criado de un viejo oficial de la Armada en la reserva.

Gabriel, tras perder a su madre, recala en Vejer de la Frontera, donde el fantasioso capitán de navío Don Alonso lo acoge en su familia con su esposa, Doña Francisca, y su hija Rosita, primer amor juvenil de Gabriel. Ante los inminentes preparativos de la Batalla de Trafalgar, Don Alonso y Marcial, un viejo contramaestre, desean enrolarse en la batalla y recordar sus viejos tiempos en el mar, pese a la firme oposición de la esposa de don Alonso. El novio de Rosita, Rafael Malespina, llega y anuncia que ha sido llamado a filas como artillero de Marina, ante el alborozo de los hombres y la desazón de Doña Francisca.

Se nos describen los preparativos de la Batalla de Trafalgar, los temores de los marineros sobre la táctica del almirante Villeneuve, y se nos cuenta cómo Gabriel y Don Alonso acaban en el Santísima Trinidad, el buque insignia de la Armada Española.

A pesar de los denodados esfuerzos de la inexperta marinería española, en la que se incluye Gabriel, la batalla se pierde. Entre las peripecias posteriores se encuentra el hallazgo de un malherido Malespina, del tío de Gabriel que maltrataba a su madre y de un moribundo Marcial.

El hecho de que el protagonista sea testigo de la acción atrae el interés del lector, pues crea la ilusión de verosimilitud, importante en la estética del Realismo: Gabriel, ya un anciano de 70 años, narra una parte de su vida desde la infancia. Nos llama la atención que haya tantos personajes y se cuente tanto de ellos. Gracias a esta variedad se mantiene constante la atención del lector. Era típico de los autores realistas esta abundancia de personajes, con los que creaban multitud de perspectivas. El abundante uso de diálogos en algunos pasajes de la novela sirve para narrar sucesos del pasado y exhibe el punto de vista de cada personaje. De esta manera se varía la estilística de la novela. Además, gracias al diálogo cada personaje habla como sabe y esto produce un efecto de realidad.

Galdós refleja en Trafalgar, el carácter de los españoles, y después de leer este libro me queda la sensación de que los españoles no hemos aprendido nada en todos estos años; dicen que el pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla y es cierto.