miércoles, 19 de agosto de 2015

EL LIBRO DE LOS PORTALES

           
Enviado por Pilar, B2C:

Es una novela de fantasía , en la que Laura Gallego crea un mundo muy realista con unos personajes complejos. Tiene todos los elementos que un lector espera encontrar: protagonistas adolescentes, aventuras,  un misterio por resolve , personajes de distintos lugares y clases sociales, amistad y amor. En sus novelas, Laura Gallego, sabe crear nuevos mundos fantásticos y este es uno de ellos. Un mundo en el que no existen fronteras para aquellos que se atreven a mirar mas allá.

Los pintores de la Academia de los Portales son los únicos que saben cómo dibujar los extraordinarios portales de viaje que constituyen la red de comunicación y transporte más importante de Darusia. Sus rígidas normas y su exhaustiva formación (Cálculo de coordenadas, Geometría, Mecánica…) garantizan una impecable profesionalidad y perfección técnica en todos sus trabajos. Para la pintura de los Portales necesitan un pigmento especial, derivado del mineral de bodarita, y es aquí cuando empieza la historia… Porque quien controla la bodarita controla los portales y, con ello, prácticamente todo.

Tabit es un estudiante de la Academia de los Portales al que han asignado un proyecto final de lo más curioso: debe dibujar, en la lejana región de Uskia, un portal para un granjero, Yunek, que lleva muchos años ahorrando para poder pagar ese portal que dará un futuro mejor a su hermana pequeña. El único propósito de Yunek es que su hermana Yania pueda estudiar en la Academia de los Portales; al vivir tan lejos de Maradia, la capital, un portal es la mejor solución para que la chica pueda acudir a clase cada día desde su casa. Sin embargo, por razones desconocidas tanto para Tabit como para Yunek… la Academia acaba cancelando el proyecto.

Por suerte, en su viaje de vuelta a Maradia, Tabit conoce a alguien que quizá conozca el motivo. Se trata de Tash, un “chico” que ha trabajado toda su vida en las minas de bodarita, el mineral que se emplea para elaborar Portales. El muchacho sabe que la bodarita roja se está agotando, motivo por el cual ha abandonado las minas donde ha trabajado siempre para buscar nuevas oportunidades en otro sitio donde aún queden vetas. No obstante, antes de irse, Tash descubrió bodarita azul en su mina, y ahora los pintores de Portales quieren investigar si se puede utilizar en el lugar de la roja.

El libro me ha gustado mucho. La historia está muy bien desarrollada e introduce numerosas descripciones por lo que resulta fácil entender la historia. Los personajes principales son muy diversos, pues hay mineros, estudiantes, campesinos, etc. Cada uno de ellos presentan personalidades opuestas, pero conforme va transcurriendo la historia te das cuenta que todos ellos tienen algo en común y todos guardan secretos que ninguno se espera. El personaje que más me ha gustado ha sido Caliandra por su personalidad. La historia pese a ser fantasía, está narrada de manera realista, por lo que yo he echado en falta más elementos fantásticos, como por ejemplo los portales, al principio parecen totalmente mágicos pero luego tienen su explicación racional. A pesar de ello hay numerosas desapariciones y asesinatos que mantienen la intriga durante toda la historia. Por último, una de las frases que más me ha gustado del libro es la de “No existen fronteras para aquellos que se atreven a mirar mas allá”. Algo que deberíamos tener presente todos.