lunes, 16 de enero de 2017

HISTORIA DE UNA GAVIOTA Y DEL GATO QUE LE ENSEÑO A VOLAR


Enviado por María:

Luis Sepúlveda prometió un día a sus hijos escribir una historia sobre lo mal que gestionamos los humanos nuestro entorno, lesionando la naturaleza y lesionándonos a nosotros mismos.

Así nació esta historia, que cuenta las aventuras de Zorbas, un gato "grande, negro y gordo", cuyo inquebrantable sentido del honor le conduce un día a comprometerse a criar un polluelo de gaviota. La madre, una hermosa gaviota, atrapada por una ola de petróleo vertido en el mar por un buque varado, le deja en prenda a Zorbas, justo antes de morir, el huevo que acaba de poner. Zorbas, que es gato de palabra, cumplirá sus dos promesas: no sólo criará al polluelo, sino que le enseñará a volar. Los amigos de Zorbas, Secretario, Sabelotodo, Barlovento y Colonello, le ayudarán en una tarea que, como se verá, no es tan fácil como parece, y menos para una banda de gatos más acostumbrados a hacer frente a la dura vida en un puerto como el de Hamburgo que a ejercer de padres de una cría de gaviota...

Relato entrañable y  brillante, donde los valores de amistad, respeto, lealtad y compañerismo se hace patente en el cariño y compromiso que toma Zorbas con Afortunada, que en algún momento se creyó gato. Sepúlveda nos muestra y enseña todos estos valores en  poco más de 100 páginas. Su fácil lectura, con ritmo muy ágil y vocabulario muy sencillo, hace que el libro te atrape y no te deje indiferente.

Tal vez no sepa volar con alas de pájaro, pero al escucharlo, siempre he pensado que vuelo con sus palabras