miércoles, 10 de junio de 2015

LA CASA DE BERNARDA ALBA

                Enviado por Camila, S3C:

Se trata de la obra culminante en la producción dramática de Lorca y, aunque se acerca más a la realidad de su tiempo, no abandona la línea clave de su teatro poético. La obra ahonda en las obsesiones y en la personalidad conflictiva de un grupo de mujeres obligadas a vivir un encierro sofocante. El título alude a un mundo interior y cerrado, donde un personaje, Bernarda, mantiene sometidos a los otros personajes femeninos.

Lo que llama la atención de La casa de Bernarda Alba es el mundo interior representado en escena: las relaciones entre los personajes, los conflictos desarrollados dentro de la casa, los sentimientos que provocan el drama... El tema central es el enfrentamiento entre una moral rígida y convencional (representada por Bernarda) y el deseo de libertad (encarnado por Mª Josefa y Adela), el enfrentamiento entre dos actitudes vitales e ideologías: la actitud que defiende una forma de vida dominada por las apariencias, las convenciones sociales, la moral tradicional basada en el autoritarismo; y la actitud que proclama por encima de todo la libertad del individuo para pensar, opinar y actuar. En este enfrentamiento reside el núcleo temático y estructurador de la obra. El resto de los temas o motivos, completan la visión dramática de Lorca. Entre los temas secundarios sobresalen: el amor sensual y la búsqueda del varón; la hipocresía (el mundo de las falsas apariencias); los sentimientos de odio y de envidia; la injusticia social; la marginación de la mujer; la honra.

Me ha gustado mucho el libro, ya que utiliza bastante bien la psicología, al trazar y el tratar a los personajes, y por esa situación dramática que presenta, pues daba ganas de leer más y más sobre el tema.

Vemos una sociedad que utilizaba a los pobres como animales y que, por supuesto, no pueden manchar la imagen del que manda. Las relaciones humanas están jerarquizadas y dominadas por la crueldad y la mezquindad del que ocupa el estrato superior con quien se encuentra en una posición inferior; y por la sumisión resignada y teñida de odio de quienes están en los escalones inferiores hacia Bernarda, que ocupa el lugar más elevado.

Me ha llamado la atención el uso de animales para mencionar y caracterizar a determinados personajes: Pepe el Romano es el caballo (símbolo lorquiano que refleja la pasión sexual y el deseo amoroso), la fiel criada Poncia el perro (nuevo símbolo que refleja la sumisión).

Es un libro que refleja la condición de las mujeres en ese momento, tema que me gusta, pues lo considero importante y serio en este siglo.