lunes, 27 de febrero de 2017

EL JUEGO SIGUE SIN MÍ

            Enviado por Lourdes (B2C):

El protagonista evoca un episodio de hace nueve años, cuando, con tres, se hace amigo de un chico mayor que él, Rai, a quien los padres contrataron como profesor particular. La relación duró solo el curso escolar, pero dejó honda y definitiva huella en el niño.

Rai, un chico bastante enigmático, con un pasado espinoso, actúa como maestro integral del niño, a quien revela la complejidad de la vida, le orienta en las primeras pulsiones vitales, le esclarece las perplejidades que suscita el mundo sin autoritarismo ni ingenuo coleguismo. Hasta le sirve de guía intelectual: le descubre cierta música, le abre horizontes de especulación filosófica y le proporciona orientaciones literarias y cinematográficas.

En esta novela, Martín Casariego trata un tema juvenil: el paso de la adolescencia a la madurez. Es una obra que va a fusionar el sentimiento que despierta el drama junto a una pretensión de enseñanza por parte del autor sobre las generaciones actuales. Es un gran acierto que el autor intenta plasmar en la obra cómo los adolescentes de hoy en día son excesivamente dependientes de las redes sociales, además de que demuestra que en la actualidad muchos jóvenes hacen un mal uso del internet. Debo destacar los tópicos del suicidio, del fracaso, de las preguntas sobre la existencia, puesto que son las típicas preguntas que un joven entrando ya en una etapa más madura se cuestiona constantemente.

Los personajes me parecen pocos, pero suficientes. Eso sí, cabe subrayar la presencia de Rai, un joven de dieciocho años poco ajustado a la sociedad juvenil en la que vive, con ideas, gustos y pensamientos totalmente distintos al resto de su edad. Es un personaje bastante atrayente para el lector, tanto para jóvenes como para adultos, lo que refuerza que esta obra no sólo la puedan disfrutar adolescentes amantes de la lectura, sino también un público más amplio.

Por último, la prosa me parece de escasa elaboración, pero sencilla y fácil de comprender, lo que puede ser un punto a favor: Transmitir el mensaje de la obra sin que haya lugar a discrepancias ni dificultades, un mensaje claro y diluido.

PREMIO DE NOVELA CAFÉ GIJÓN 2014

Os dejamos con una entrevista donde Martín Casariego habla sobre su libro: