jueves, 8 de diciembre de 2016

LOS ÚLTIMOS AÑOS DE LA MAGIA


Londres, 1871.

El joven Aurelius, prisionero en la taberna familiar, se siente condenado a languidecer viviendo una existencia tan gris como la de su padre. Sin embargo, una mañana le será revelado su destino: Houdin, el gran mago, anuncia en coloridos carteles su llegada a Londres…

A partir de ese momento, su obsesión será presentarse ante él para convertirse en su aprendiz. Gracias a su ingenio, pronto tendrá la oportunidad de entrar en su camerino, donde descubrirá su mayor secreto.

Cuando veía abrirse ante él un futuro brillante, como pupilo del mago francés, la desgracia se cebará con él, de manera que incluso su pasado habrá desaparecido y el presente será muy diferente a lo que Aurelius recuerda.

José Antonio Fideu nos trae una novela llena de aventuras, viajes y peligros, donde la magia es algo real, pero peligrosa, pues el Cazador de Hadas está dispuesto a acabar con ella y con quienes la utilizan (versión adulta y sangrienta de la Nada, de La Historia Interminable).

                A lo largo de sus páginas vemos desfilar personajes reinterpretados de nuestras leyendas y mitos, como el escritor Hans Christian Andersen, el Conde Drácula junto con Mina Harker, Sinbad el Marino, Geppetto (imbuido en un cuerpo de madera) y cierta joven que aúna en su piel a Caperucita Roja y al Lobo Feroz, u otros personajes de los hermanos Grimm o de   William Shakespeare, uno de esos hechiceros, según Neil Gaiman, que practica la magia con veintisiete letras y unos pocos signos ortográficos, como Miranda (vaya mosquita muerta, el hada) o Caliban, además de dragones, hadas, fantasmas, el kraken, etc…

Es una novela emocionante e interesante, donde la trama y los capítulos cortos la dotan de un ritmo rápido, pues la historia nos atrapa y queremos saber cómo se ha alterado el mundo de Aurelius con tanta facilidad, adónde llegará en ese viaje iniciático suyo, y si será capaz de vengarse. Pero, el personaje más logrado es Telesio, el Cazador, que se va volviendo humano, mientras esconde su secreto. Es curiosa la forma en que permanecen en nuestro mundo los personajes que hemos mencionado una vez que mueren  (el cementerio de las hadas, es decir, nuestros libros, nuestras bibliotecas). También llama la atención el apéndice biográfico final donde el autor muestra los motivos que le han llevado a incluir como magos a personajes reales del siglo XIX (esa mención a Tesla o a Bessemer hace que algunos sitúen esta novela en la corriente steampunk).

Fideu realiza una reinterpretación de conocidas leyendas en una obra que homenajea el mundo de la magia con una trama de intriga y aventuras que se ha ganado la admiración del jurado del Premio Minotauro cuyos miembros han afirmado: «Resulta imposible no quedarse atrapado en la atmósfera de esta novela. Es envolvente y mágica a la vez.» Manel Loureiro. «Una novela evocadora, iniciática, en la que descubriremos que el mundo que habitamos está más lleno de magia de lo que imaginábamos.» Javier Sierra.

Por último, gracias, José Antonio, por esa mención a los maestros del C.P. María de los Llanos Martínez, de Albacete; es raro que se acuerden de nosotros, los profesionales de la enseñanza.

PREMIO MINOTAURO 2016