martes, 5 de julio de 2016

ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS


                Enviado por Mª Dolores (B1C)

Agatha Christie nos cuenta como, durante un viaje en el Orient Express, Ratchett, un millonario norteamericano, quiere contratar a Hercules Poirot porque su vida está en peligro, pero Poirot se niega. Tras una noche ajetreada, Ratchett aparece asesinado en un compartimento cerrado por el interior. La causa de la muerte son varias puñaladas, algunas profundas, al menos tres letales, otras son solo leves cortes, algunas parecen hechas por una persona zurda y otras por una diestra.                

Haciendo pesquisas, Poirot descubre que Ratchett era Cassetti, quien, cinco años  antes, secuestró y asesinóa una niña de tres años llamada Daisy Armstrong. Tras largos interrogatorios Poirot descubre que todos los pasajeros tienen una coartada para la hora de la muerte y cada uno de ellos cubre a otro.

La proyección de cada detalle junto a esa intriga constante despiertan el interés en seguir leyendo sus novelas. Esta obra también ha sido una de las mejores obras que he leído y se lleva una elevada valoración por mi parte gracias a la especificación de cada detalle relevante a la hora que se va creando un perfil del posible asesino, y como partiendo de una simple estructura (muerte al principio), se desarrolla una novela inquietante y muy divertida en la que nada es lo que parece y en la que las preguntas se suceden a lo largo de la narración: ¿Quién es el asesino? ¿Hay uno o más de uno?

Lo que más me ha gustado del libro ha sido por un lado la trama, porque parece increíble que una señora sin conocimientos en Criminología ni Psicología, haya inventado esta historia; pero lo que más me ha gustado, ha sido el final, de verdad, totalmente inesperado. Es genial, como en el ultimo capitulo puede darle la vuelta a todo de tal forma que no nos lo esperemos, requiere un gran esfuerzo y preocupación por parte de la escritora para captar la atención del lector.

Lo que menos me ha gustado del libro ha sido que, la autora, emplea muchas veces palabras, expresiones, y frases en francés, y, si no tienes un determinado nivel de francés, no lo puedes entender, aunque también lo considero un detalle de poca importancia está bien mencionarlo. Por otro lado otra cosa que tampoco me ha gustado ha sido la insistencia y múltiple aparición de “quimono escarlata” “pipa de fumar” “pañuelo con la letra H” porque al rato se hace pesado e incluso me perdía porque no sabía a quién estaba haciendo referencia cuando hablaba de eso porque por ejemplo del kimono escarlata hablan muchos personajes.