viernes, 23 de febrero de 2018

UN AMOR


En el reducido universo familiar de Amalia y sus tres hijos, Silvia, Emma y Fer, el engranaje se mueve al ritmo desacompasado de las emociones. Es una familia típica, y sobre todo, muy real. Un cosmos cocido al fuego lento de varias entregas (Una Madre, Un Perro, Las dos Orillas) que han atado a miles de lectores.

Pero llega un día cumbre en sus vidas. Emma se va a casar con Magalí, su novia argentina, y todos se sumergen en las tareas y los remolinos de organizar la mejor boda. La noche previa a la ceremonia, una llamada rompe la armonía familiar. Silvia, Emma, Fer y la tía Inés se conjuran para poder celebrar a la vez el aniversario de Amalia, que coincide inevitablemente con la fecha de la boda. 24 horas de acelerón emocional que pondrán a prueba a todos y cada uno y al mismo engranaje familiar.

                Alejandro Palomas nos presenta en esta novela dramática y cómica veinticuatro horas en la vida de una familia mediante el punto de vista de Fer, el hijo pequeño de Amalia. En realidad, son más de veinticuatro horas pues a través de sus recuerdos se nos van desgranando los secretos y mentiras de esta familia e irrumpe sin freno toda su carga sentimental: las “locuras y salidas” de Amalia; su enfermedad; la lesbiana Emma y sus problemas amorosos hasta que conoce a Magalí; la vuelta de la tía Inés;  Oksana y sus muslitos de pollo al chocolate; Esbien, el novio negro sueco de Fer; lo que esconde el serio carácter de Silvia; las relaciones entre los hermanos; el abandono del padre; la compañía que hace Shirley; el pasado de Magalí, etc…

                Todos los personajes presentan sus claroscuros, se nos hacen entrañables, se nos escapa la sonrisa con la forma de hablar y pensar de Amalia, y estamos pensando en cuál va a ser la próxima que va a montar (por ejemplo, cuando intenta conseguirle a Fer un novio, aunque no sea gay) o cuál va a ser el siguiente enfado de Silvia con su consabida bronca. Nos enfrentamos ante una montaña rusa de sentimientos y emociones, que nos arrastra consigo. El juego de las mentiras, de los secretos, de las medias verdades, del evitar dañar al otro, de la reconciliación, de la aceptación da dinamismo a la novela. El autor nos presenta muchos tipos de amor: el amor al hermano, a la madre, al amigo, a la pareja… pero hay otro amor por encima de todos ellos, el amor a la vida, a lo que somos.

PREMIO NADAL DE NOVELA 2018