martes, 30 de mayo de 2017

LA ISLA DE ALICE


Enviado por María (B2C)

Cuando Chris muere en un accidente de coche sospechosamente lejos de donde debía estar, la vida de su mujer, Alice, con una niña de seis años y otra en camino, se desmorona. Incapaz de asumir la pérdida y con el temor de que tal vez su relación perfecta haya sido una mentira, se obsesiona con descubrir de dónde venía Chris y qué secreto escondía.

Reconstruye el último viaje de su marido con la ayuda de las cámaras de seguridad de los establecimientos por donde este había pasado, hasta llegar al epicentro del misterio: Robin Island, en Cape Cod, Massachusetts, una pequeña y, solo en apariencia, apacible isla que modificará profundamente a Alice mientras busca respuesta a la pregunta: ¿Qué hacía Chris en la isla?

La isla de Alice oscila entre el thriller y el viaje emocional. Una historia de superación y una peripecia absorbente y cautivadora.

El libro de Daniel Sánchez Arévalo me ha gustado mucho. Primero, su forma de narrar los acontecimientos y de situarlos en un sistema cronológico particular (d.C- después de Chris), lo veo un detalle muy original e ingenioso por parte del autor. Me ha gustado también la forma de presentar al personaje de Alice como narradora de su propia experiencia y de sus pensamientos, la forma en la que están descritos los diálogos internos, monólogos, críticas a sí misma, dudas y quebraderos de cabeza por los que pasa la protagonista es muy realista, con ellos nos identificamos con Alice y con sus pensamientos, muchos de los cuales hemos sentido nosotros mismos alguna vez, nos hace entenderla y encontrar un cierto sentido a sus acciones, incluso a las menos lógicas o morales. Queremos al personaje y queremos que todo le salga bien y consiga su propósito. Por otro lado, también se presenta muy bien al personaje de Olivia, ya que tiene un papel esencial en la novela y también le cogemos cariño y nos ponemos en su piel, y es muy difícil hacer que una niña de seis años tenga un papel tan logrado como el suyo frente a otros personajes adultos. También me ha gustado el ambiente y los lugares en los que desarrolla la novela, que el autor describe con mucho detalle. Después de su descripción, Robin Island es un lugar al que yo viajaría sin duda.

Desde su comienzo esta novela te intriga a querer saber el final, por lo que pasas toda la lectura intrigado por saber cuál será la razón por la que Chris estaba en la isla, a quién conocía y cómo lo resolverá y digerirá Alice.

Como puntos negativos, diría que a esta novela le sobran unas cuantas páginas y personajes; te presenta y se detiene en la vida de cada uno de los vecinos de la isla, personajes y vidas que no tienen ninguna importancia relevante en la historia, solo la de enfatizar la obsesión de Alice por el control, además de que al ser tantos, se crea confusión entre ellos y si llevan mucho tiempo sin salir en la novela, no nos acordamos ni de quién era, así que desde mi punto de vista, casi mitad de personajes que aparecen en la novela sobran, al igual que muchas descripciones demasiado detalladas de lugares de la isla, que al final se te hace muy pesado leer. También muchas reflexiones en las que Alice se va por las nubes, y acaba reflexionando sobre cosas que no tienen nada que ver con el objeto inicial de su reflexión ni con la trama narrativa, que no son, por tanto, nada relevantes. También, decir que del final tenía unas expectativas mayores de lo que después ha sido. Exceptuando esta pega, la novela y el viaje que recorre su protagonista me han gustado mucho y me han parecido muy originales y conmovedores, es un libro que probablemente volvería a leer.

FINALISTA PREMIO PLANETA 2015