jueves, 10 de septiembre de 2015

EN UN LUGAR DE LA MANCHA (VERSIONES CURIOSAS)

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, vivía no hace mucho tiempo una hidalgo de los de lanza en astillero, escudo antiguo, rocín flaco y galgo corredor. En su casa se comía más vaca que carnero, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino los domingos.

Sí, ya sé que es el comienzo del Quijote, pero ultimamente han caído en mis manos dos versiones distintas, una de ellas bastante curiosa.

Vayamos primero con la más reciente, la de Trapiello, que ha actualizado el texto de Cervantes:

CAPÍTULO PRIMERO

QUE TRATA DE LA CONDICIÓN Y COSTUMBRES DEL FAMOSO Y VALIENTE HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, vivía no hace mucho un hidalgo de los de lanza ya olvidada, escudo antiguo, rocín flaco y galgo corredor. Consumían tres partes de su hacienda una olla con algo más de vaca que carnero, ropa vieja casi todas las noches, huevos con torreznos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino de añadidura los domingos.
                
Pero la curiosa, curiosa de verdad, y un tanto delirante es la siguiente versión en latín macarrónico de Ignacio Calvo

CAPITULUM PRIMERUM

In isto capítulo tratatur de qua casta pajarorum erat dóminus Quijotus et de cosis in quibus matabat tempus.

In uno lugare manchego, pro cujus nómine non volo calentare cascos, vivebat facit paucum tempus, quidam fidalgus de his qui habent lanzam in astillerum, adargam antiquam, rocinum flacum et perrum galgum, qui currebat sicut ánima quae llevatur a diábolo. Manducatoria sua consistebat in unam ollam cum pizca más ex vaca quam ex carnero, et in unum ágilis-mógilis qui llamabatur salpiconem, qui erat cena ordinaria, exceptis diebus de viernes quae cambiabatur in lentéjibus et diebus dominguis in quibus talis homo chupabatur unum palominum.

Si alguien quiere saber algo más sobre esta versión, que no tiene desperdicio (¡para eso estudie cinco años latín en la Complutense!), podrá encontrar toda la información en el blog Las Lecturas de Mr. Davidmore.