lunes, 3 de abril de 2017

ELECTRO


                Enviado por María (S4D):

A sus diecisiete años, Ray sueña con marcharse a la universidad y salir de Origen, el pueblo en el que ha crecido.

Pero una mañana, al despertar, descubre que el mundo que conocía ha dejado de existir. No queda nadie: ni sus padres, ni sus amigos, ni sus vecinos, y en esta nueva realidad los humanos ya no son las criaturas más poderosas del planeta.

¿Qué ha sucedido? ¿Dónde está todo el mundo? ¿Por qué parece que han pasado años desde la última vez que se fue a dormir?

Para sobrevivir, Ray deberá confiar en Eden, una joven fugitiva curtida en la batalla cuyo corazón depende de energía externa para seguir latiendo. Guiados por un misterioso diario, que ha encontrado nada más huir de su casa, emprenderán juntos un viaje lleno de peligros en busca de respuestas sin saber que algunos secretos es mejor que permanezcan enterrados para siempre...

                Esta novela, la primera de una trilogía, de Javier Ruescas y Manu Carbajo está ambientada en un mundo post-apocalíptico, con criaturas que tienen la sombra de lo que antes era un ser humano y una ambientación atrayente para el lector. Con un ritmo ágil, encontramos episodios que nos producen miedo, otros son emotivos, pero lo que más engancha es la intriga que hay que resolver. Es interesante el diario que encuentra Ray, cuyas páginas se van intercalando con la historia presente: otro joven, en primera persona, nos cuenta el temor que reina en su mundo, cómo comienza la Tercera Guerra Mundial, cómo sobrevive en un complejo y vamos encontrando respuestas a lo que sucede.
                Con decir que me he leído el libro en un par de semanas, puedo decir cómo me ha parecido y lo que me ha sorprendido. La historia está ambientada en un mundo post-apocalíptico, y una vez que coges el libro no puedes dejarlo. Esto es debido no sólo gracias al ritmo de la novela, sino también por los personajes, que te enganchan nada más conocerlos y quieres saber lo que traman y conocer todos sus secretos. Además tenía mucha curiosidad porque Javier Ruescas es uno de mis autores favoritos.

                Me ha entretenido mucho la trama y la tensión de los primeros capítulos, cuando Ray se encuentra solo en el centro comercial y descubre en la pared esas frases tan intimidantes, que te ponen en tensión conforme continuas con la lectura. Me identifico con Ray en la mayoría de las decisiones que toma, pero admiro la fuerza y la valentía de Eden; de Ferguson, me da rabia lo que hace en ese hotel abandonado, aunque la traición pueda estar justificada.

                Luego, las dos historias, la de Ray y la del diario, que ambas se unen y tienen sentido al final de libro; me ha encantado esa de organizar la historia.

                Pronto caerán Aura y Némesis, las siguientes partes de la trilogía.