lunes, 4 de abril de 2016

UNA (ESTUPENDA) HISTORIA DE DRAGONES Y PRINCESAS (...MÁS O MENOS)


El argumento de esta novela es sencillo, la conocida historia de la princesa y el dragón. Pero Jordi Sierra i Fabra le va a dar una vuelta de tuerca:

Según relatan las crónicas, en el Viejo Reino una princesa (BRUNILDA) ha sido secuestrada por un dragón (ZURG). El Rey busca un Héroe capaz de enfrentarse al dragón por la mano de la princesa y la mitad del Reino. No hay ningún candidato hasta que aparece EZAEL, que es todo excepto un HÉROE. No desea la mano de la princesa, ni la mitad del reino, y, por si fuera poco, se enamora de MILEYA, la hermana pequeña de BRUNILDA. EZAEL emprende su búsqueda para salvar a la princesa y se encuentra con distintos personajes que le ayudan en el camino. Al llegar a su destino, se da cuenta de que BRUNILDA y el dragón están enamorados y viven en pareja. De esta manera el HÉROE respeta los deseos de los personajes, toma sus decisiones respetando siempre las de los demás y acaba casándose con MILEYA.

Sierra i Fabra juega con dos voces narrativas, que se complementan y contradicen a la hora de ofrecer al receptor la narración que desean transmitir: el autor, conocedor de la historia, y su sentido común que le ayuda en su elaboracióny a la vez adelanta ciertos aspectos al lector. Todo esto no adentra en la parodia, pues el autor trata con toda la ironía el típico y tópico cuento de hadas: princesas, dragones, brujas, héroes… ya que ni la princesa está secuestrada y, además, está enamorada del dragón, que no es terrorífico; y el héroe no responde a los patrones, sino que es un joven delgaducho, torpe, que quiere cumplir con su deber sin sin esperar nada a cambio.