martes, 12 de abril de 2016

EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS


                Enviado por Belén (B2H)

La acción se narra desde el punto de vista de Bruno, el hijo de ocho años de un militar de alto rango nazi. La familia se ve obligada a abandonar Berlín cuando al padre lo destinan para trabajar en el campo de exterminio de Auschwitz. La familia acepta el cambio con resignación.

Desde la ventana de su nueva habitación Bruno descubre un campo cerrado por una valla tras la cual hay personas que siempre llevan puesto un "pijama a rayas"; en realidad se trata de judíos prisioneros. Explorando los alrededores de su nuevo hogar, Bruno conoce a través de la valla a Shmuel, quien, tras hacerse amigos, le cuenta la historia de su deportación y las terribles condiciones de la vida en el campo.

La madre de Bruno quiere volver a Berlín, y Bruno duda entre irse o quedarse con su padre. El día que había planeado pasar la valla con Shmuel, es cuando se va a Berlín. La traspasa para ayudar a Shmuel a buscar a su padre que ha desaparecido. Suena una alarma, y unos soldados se los llevan a un almacén, donde Bruno le dará la mano a Shmuel tras cerrarse las puertas.

En esta novela de John Boyne, la realidad de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, es tratada con delicadeza, sin demasiadas descripciones ni minuciosidad a la hora de describir la crueldad que se da en los judíos en los campos de exterminio. La obra se centra en la perspectiva del niño y no muestra la psicología de los judíos pese a que son los que más destacan en esta historia. Igualmente, el pensamiento de los nazis solo se muestra en el Padre y en Kotler, cuando le dice a su hijo que ellos no son personas, cuando el teniente actúa con gran agresividad con Pavel y con Shmuel. Por ello, considero que aunque el tema del libro es muy interesante y entretenido, para mí, es como un resumen de la historia, ya que quizás sea muy abierto e imaginario durante toda la obra, es decir, no solo al final.

Quizás la causa de esto sea que se centra en la visión de un niño de nueve años, pleno de inocencia aunque con ganas de aprender y entender que es lo que está pasando y que le rodea. Bruno se muestra como el niño de clase alta pero con buen corazón, aunque su obediencia a sus padres lo encierra en el papel del bando malo, aunque a él no le importaba situarse junto a los judíos ya que su mejor amigo, Shmuel lo era, y no veía el inconveniente y mucho menos entendía la diferencia entre este y él mismo, incluso podemos conocer esta comparación en el capítulo que aparecen los periódicos y le cortan el pelo como al resto de judíos. El carisma de Bruno hace que a pesar de defraudar a su amigo, este se arrepintiera, aunque el miedo le hiciera mentir, y finalmente quiere recompensar a Shmuel buscando a su padre, entrando a la alambrada, además que quería conocer la vida allí dentro.

Cuando entra se da cuenta de que nada es como se imaginaba, desde su ventana divisaba que no era un alegre lugar, pero en ningún momento llegaría a imaginar que ese sitio fuera tan triste y tenebroso y sobre todo que los soldados, que se encontraban a la orden de su padre fueran tan malos, ya que a él, como hijo del general, lo habían tratado con respeto aunque Kotler se riera de su inocencia cuando le pide el neumático para construir el columpio.

En conclusión, El niño con el pijama de rayas es un magnifico libro que muestra la visión inocente de un niño, cuyo padre es un general nazi, que se tiene que mudar a vivir al lado de un campo de concentración, muestra las diferencias entre nazis y judíos a través de los dos niños, incluso cuando vivían en sus respectivas ciudades, el mal trato a las diferentes personas a las que no consideran como tal, solo por ser judíos, la libertad en el niño que se muda por obligación y sobre todo de los pobres que se encuentran dentro de la alambrada y finalmente, ya que todo está ambientado en la Segunda Guerra Mundial, aparece cuando los del bando de Rusia liberan a los judíos, ya que se llevan al general, el cual ha perdido a su hijo de la manera que menos esperaba, y es como trataba a los que estaban dentro del campo de concentración.