viernes, 28 de marzo de 2014

VISITANDO AL SEÑOR GREEN

Este sábado en el Gran Teatro Municipal:

Un joven ejecutivo, Ross Gardiner, conduce un coche y sin quererlo, atropella al Sr. Green. Tras el accidente, la Justicia lo condena a prestar servicios comunitarios visitando al Sr. Green.

En un viejo apartamento de Manhattan se ven obligados a encontrarse un anciano judío, tradicional y malhumorado, y un joven ejecutivo, rico, judío y gay. Ross Gardiner es el personaje joven. Ha sido condenado a prestar asistencia domiciliaria al Sr. Green, viudo y tintorero de profesión, tras haberle atropellado. Asilado y metódico, el Sr. Green acepta con reservas que el joven Gardiner le ayude en las tareas mínimas de la casa. Una convivencia doméstica forzosa que provocará el choque frontal de dos mundos.

Ahí se inicia una reflexión sobre como la intransigencia y los fundamentalismos separan a las personas y las despojan de todo afecto.

Dos seres de diferentes generaciones y estilos de vida, pero sumidos en su propia soledad, unidos por un hecho circunstancial, descubrirán que sus realidades los llevarán por un camino de encuentros.

Una profunda y conmovedora historia acerca de la amistad, la familia y el perdón.

Un delicioso drama con continuos toques de humor, construido con personajes memorables inmersos en una atmósfera reveladora.

Visitando al Sr. Green es una comedia en dos actos. Escrita en 1996, la obra se estrenó en Manhattan al año siguiente con Eli Wallach como Mr. Green y David Alan Basche como Ross Gardiner. "La obra nació de situaciones reales de mi vida", explica Jeff Baron. "De alguna manera el joven soy yo y Mr. Green, su lenguaje y sensibilidad, los tomé de mi abuela". Representada en más de 21 países para Baron la "simplicidad" de su obra ha sido clave para moverse por el mundo. "Creo que una de sus características es que se trata de una obra muy asequible, que no esconde demasiados misterios ni para los directores ni los actores que la afrontan", añade el autor. "El hecho de que haya viajado tanto indica que puede ser muy bien entendida por gente que, en la superficie, tiene vidas muy distintas".

Interpretado por Juan Castilla, Laura Pacheco y Segundo Belmonte.