domingo, 12 de junio de 2016

LA JOVEN DE LA PERLA


Es una novela histórica escrita en 1999 por Tracy Chevalier. La acción tiene lugar en  Holanda y está inspirada en el famoso cuadro de Johannes Vermeer. Mediante la ficción, la autora imagina y relata las circunstancias bajo las que el cuadro fue pintado.

En el siglo XVII, Griet, una joven de 16 años, se ve obligada a servir como criada en casa del pintor Vermeer. Al principio se encuentra un poco incómoda, pero pronto se acostumbra a su nueva vida.

La relación de Griet con Vermeer va cambiando a medida que pasa el tiempo. Así comienza a hacer recados y tareas para él, pero sin que lo sepan los de la casa. Y cuando la modelo del pintor cae enferma, ella toma su lugar.

Mientras tanto, el rico y desenfrenado mecenas de Vermeer, van Ruijven, se fija en la muchacha y presiona a Vermeer para que los pinte juntos. Griet y Vermeer se muestran reacios al pedido del mecenas, debido al escándalo que se produjo la última vez que van Ruijven fue pintado con una chica. Finalmente, Vermeer llega a un acuerdo y pinta a Griet sola. Pero la obliga a ponerse los pendientes de perlas de la esposa.

Aprovechando este libro, quería enseñaros un vídeo que encontré el otro día en internet, donde un cineasta británico, Vugar Efendi,  ha recopilado ocho escenas de películas que recrean pinturas famosas. Éstas son las ocho películas y sus homenajes a grandes cuadros:
  • Los duelistas, de Ridley Scott, y el cuadro Napoleón Bonaparte, de Benjamin Haydon.
  • Las aventuras del barón Munchausen, de Terry Gilliam, y el cuadro El nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli.
  • Django Desencadenado, de Quentin Tarantino, y el cuadro El joven azul, de Thomas Gainsborough.
  • Puro vicio, de Paul Thomas Anderson, y el cuadro La última cena , de Leonardo Da Vinci.
  • Psicosis, de Albert Hitchcock, y Casa Junto a la Vía del Tren, de Edward Hopper.
  • Days of heaven, de Terrence Malick, y Christina's World, de Andrew Wyeth.
  • Heat, de Michael Mann, y Pacific, de Alex Colville.
  • Melancolía (2011), de Lars Von Trier, y Ofelia de John Everett Millais