viernes, 3 de junio de 2016

EL GREMIO SECRETO DE LOS LIBROS


En 2035 ya no hay libros impresos, tampoco periódicos, ni revistas.

Para Rob no es un gran problema, nunca ha conocido otra cosa. Ha crecido en un mundo interconectado y trabaja para una megacorporación, ULTRANET: busca gente que lee y le compra los libros para escanearlos y que todo el mundo los pueda leer gratis y luego destruir el ejemplar en papel, para que dejen de existir.

Pero se encuentra con un hombre viejo y misterioso que no está dispuesto a vender el libro y, tras mostrarle las verdaderas intenciones de ULTRANET, le revelará la existencia de "El Gremio Secreto de los Libros", una organización prohibida cuyos miembros son libreros que han tenido que cerrar sus librerías, escritores, traductores, periodistas y editores sin editorial.

Entonces, su foto aparece en todos los canales de televisión, convertido en un peligroso terrorista. En la batalla por el conocimiento, el monopolio y el poder él, es el enemigo público número uno.

Además en este mundo distópico, todo el mundo utiliza el móbril, un aparato que llevan encima y que usan para saber llegar a los sitios, para llamar, para conectarse con otras personas, y que graba cada paso que dan, y luego lo sube para compartirlo con las personas que tienen en su red, porque las relaciones físicas entre personas están muy limitadas y solo importa el número de tus contactos en Ultranet.

Esta novela juvenil de Robert M. Sonntag, con ecos de Ray Bradbury (Farenheit 451, con la desaparición de libros), George Orwell (1984, con ese Gran Hermano que vigila todo) y Aldous Huxley (Un Mundo Féliz, donde el soma equivale al nador) es un apasionante thriller sobre el futuro de la era digital que es a la vez una lúcida crítica de nuestros días. En ella se habla de no pagar por leer, de la censura desde el Gobierno, y de un mundo permanentemente conectado a las redes sociales, donde no existe ni la intimidad ni las diferencias de opinión.

                En sus 170 páginas, Sontag construye un libro ameno, facil de leer y una trama sencilla narrada en primera persona desde la perspectiva del protagonista. Hay que destacar los  flashbacks, donde se nos muestra cómo era el mundo antes de Ultranet.