domingo, 26 de octubre de 2014

ARTE EN LIBROS

Personalmente, no me gusta su forma de emplear los libros, pero, para gustos...

La rusa Ekaterina Panikanova crea collages donde desarrolla un lenguaje visual, en el que las historias contenidas en los libros, que hacen de lienzos, se extrapolan graficamente mediante grabados o ilustraciones realizados a tinta. 

Sus piezas transmiten una atmósfera bohemia cargada de lirismos, donde el expectador hilvana su propia historia.

Panikanova extiende los libros abiertos, los alinea cuidadosamente y pinta sobre su superficie como si no hubiera separación entre ellos. Los ejemplares que utiliza, de páginas viejas, amarillentas y gastadas, encajan a la perfección con sus ilustraciones, casi siempre en blanco y negro, creando una atmósfera de nostalgia que a veces se vuelve onírica e inquietante por la extraña combinación de elementos. 

Con mucho acierto ha titulado a su última serie de ilustraciones «Errata Corrige», que es la expresión latina para la fe de erratas, como si con su obra enmendara lo que hubiera escrito originariamente en los lobros. Desde luego, consigue cargarlos de nuevos significados superponiendo dos códigos diferentes con dos discursos distintos.


Sus obras conforman toda una suerte de gigantescos rompecabezas ocultos, una red irregular que mezcla confusión y orden. Si los libros están cerrados y apilados nada nos lleva a pensar que sean algo fuera de lo normal. Para revelar la ilustración es necesario abrir cada libro por la página precisa y situarlo en un lugar en concreto con respecto a los demás. Pero también hay libros que son como espacios en blanco, como silencios, sin embargo necesarios en el conjunto.