jueves, 25 de enero de 2018

LONDRES, 1891


Enviado por Ángel:

En realidad es la reedición de la premiada Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado.

A partir del relato de Sherlock Holmes «El problema final» escrito por Arthur Conan Doyle, Juan Ramón Biedma desarrolla con Londres, 1891 una intensísima novela historicocriminal en la que el imaginario Holmes va más allá de una propuesta escenográfica.

 Una oleada de secuestros de niñas, cuatro de ellas relacionadas con las primeras personalidades políticas, resulta ser sólo un signo más de la cadena de acontecimientos que amenaza con el desplome del país más importante del mundo.

                Cox, un antiguo profesor que vive del desentierro, es encargado de encontrar a un compañero de oficio relacionado con el rapto de una de ellas. Rambalda, hija del lord Canciller, esta dispuesta a sumergirse en lo más profundo de los bajos fondos por encontrar a su hija.  Juntos se hundirán en esas catacumbas del mundo victoriano que se nos habían ocultado hasta ahora: el Jardín Zoológico de Aclimatación Hagenbeck, en el que se exhiben nativos de todo el mundo como si fueran animales en reclusión, el más perverso de los Teatros de Variedades, cementerios de prostitutas, la primera huelga de berlinas de alquiler, las singularidades de la prisión de Newgate, las infernales jornadas de los obreros de la fábrica de gas de Westminster, el interior de algunos de los más míseros hogares pero también los primeros grandes almacenes y sus servicios exclusivos para las clases más acomodadas.

 Al mismo tiempo, asistiremos al proceso por el que el profesor James Moriarty debe usar los hábitos investigativos de Sherlock Holmes para encontrar a un cómplice desaparecido y el detective consultor Sherlock Holmes empieza a considerar la posibilidad de usar los métodos coercitivos del profesor James Moriarty para hacer frente al más crucial de los casos a los que se haya enfrentado.

Juan Ramón Biedma desarrolla con ritmo vertiginoso las diferentes tramas que se entrecruzan en esta novela situada en la era victoriana y en el imaginariun de Sherlock Holmes, y nos vamos a mover por varias de las zonas más marginales y sórdidas de Londres.

Va a ser Moriarty quien se erija como uno de los personajes principales de la novela, un Moriarty que nos es presentado como defensor de las clases oprimidas (además ese secuestro servirá para financiar los gastos de un falansterio que patrocina), frente a Holmes, que defiende a las clases altas y al orden establecido, otras veces medita que sería mejor matar a algún personaje para no dejar cabos sueltos, pero lo deja vivir. A su lado, Sherlock, pierde importancia, y figuras como Watson o Lestrade meros comparsas.

La trama que más me ha atraído es la de Cox y Rambalda, con todos los secretos que esconden. Cox, ese profesor universitario que tuvo que dejar su puesto al ser acusado de la violación de una estudiante, que para poder subsistir por la noche tiene que desvalijar a los cadáveres enterrados, que por Rambalda, a pesar de no haberle ayudado entonces y todo el resquemor que aún tiene, intentará rehacer su vida. 

PREMIO VALENCIA DE NOVELA NEGRA 2014