martes, 4 de noviembre de 2014

LA MÚSICA DEL SILENCIO

Enviado por Pedro:

Esperando las siguientes aventuras de Kvothe, el Asesino de Reyes, llega esta historia sobre Auri, uno de los personajes más enigmáticos de la obra de Patrick Rothfuss,

Vayamos primero con el prologo del autor, luego iremos con la historia:

            Quizá no quieras comprar este libro.

Lo sé, se supone que un autor no debe decir estas cosas. A la gente de marketing no le va a gustar nada. A mi editora le va a dar un ataque. Pero prefiero ser sincero contigo desde el principio.

En primer lugar, si no has leído mis otros libros, es preferible que no empieces por este.

Mis dos primeros libros se titulan El nombre del viento y El temor de un hombre sabio. Si sientes curiosidad por mi obra, empieza por ahí. Son la mejor introducción a mi mundo. Este libro trata  sobre Auri, uno de los personajes de esa serie. Sin el contexto de los otros libros, seguramente no entenderías nada.

Y segundo: aunque hayas leído mis otros libros, creo que es justo que te advierta que esta es una historia un poco rara. No me gustan los spoilers, pero me limitaré a decir que es... diferente. No hace muchas de las cosas que tiene que hacer una historia a la manera clásica. Y si lo que buscas es una continuación de la historia de Kvothe, aquí no vas a encontrarla.

Por otra parte, si te gustaría saber algo más sobre Auri, esta novela tiene mucho que ofrecerte. Si amas las palabras, los misterios y los secretos. Si sientes curiosidad por la Subrealidad y la alquimia. Si quieres saber más sobre los giros ocultos de mi mundo...

Pues bien, entonces este libro quizá sea para ti.

La Universidad, el bastión del conocimiento, atrae a las mentes más brillantes, que acuden para aprender los misterios de ciencias como la artificería y la alquimia. Sin embargo, bajo esos edificios y sus concurridas aulas existe un mundo en penumbra, cuya existencia sólo unos pocos conocen.

En ese laberinto de túneles antiguos, de salas y habitaciones abandonadas, de escaleras serpenteantes y pasillos semiderruidos vive Auri.

Tiempo atrás fue alumna de la Universidad.

Ahora cuida de la Subrealidad, para ella un lugar acogedor, maravilloso, en el que podría pasarse la eternidad mirando. Ha aprendido que hay otros misterios que no conviene remover; es mejor dejarlos en paz y a salvo. Ya no se deja engañar por la lógica en la que tanto confían en lo alto: ella sabe reconocer los sutiles peligros y los nombres olvidados que se ocultan bajo la superficie de las cosas.

La música del silencio es una historia lírica y evocadora que ofrece a los lectores de El nombre del viento y El temor de un hombre sabio la oportunidad de ver ese mundo a través de los ojos de Auri, uno de sus personajes favoritos, y de descubrir cosas que hasta ahora solo ella sabía.

La música del silencio permitirá al lector ver el mundo a través de Auri, a la cual sólo la conocíamos a través de Kvothe,  y le dará la oportunidad de aprender lo que hasta ahora únicamente sabía ella… Una historia lírica, evocadora, sugestiva y rica en detalles. Una novela que arroja algo más de luz sobre la historia de Kvothe y el universo de la Crónica del Asesino de Reyes.

En La música del silencio conocemos más hondamente a Auri y la Subrealidad. Aprenderemos a pensar como ella, a sentir como ella. A descubrir que los lugares y las cosas también sienten. Que pueden estar cómodos o enfadados, que tienen que estar en el sitio correcto. Es un libro sobre la soledad, sobre el pensamiento de Auri. Sobre sentirse solo y roto. También es un libro diferente, como Auri. No hay diálogos, apenas hay acción. Un solo personaje: ella, Auri

Todo empezó con una propuesta que llegó a Rothfuss para colaborar en una antología de relatos. Cuando el autor comenzó a escribir el cuento sobre Auri que rondaba por su cabeza, descubrió que la historia tomaba direcciones que no había esperado, y que además se estaba alargando demasiado. Así que decidió seguir desenterrando secretos de la protagonista y escribir una novela en torno a ella. Durante un tiempo estuvo retenida e inconclusa por otros trabajos, pero como un cosquilleo inevitable, se impuso, y acabó siendo completada… “se había transformado en algo lleno de secretos y misterios, algo dulce y extraño; en absoluto una historia normal”.