martes, 4 de noviembre de 2014

EBIBLIO HA PRESTADO CERCA DE 20.000 LIBROS ELECTRÓNICOS DESDE SU LANZAMIENTO

El servicio de préstamo online y gratuito de libros electrónicos para los usuarios de la red de Bibliotecas Públicas desarrollado por el Ministerio de Educación, eBiblio, ha facilitado cerca de 20.000 préstamos en las trece comunidades autónomas en las que está implantado desde septiembre.

La responsable del área de planificación bibliotecaria del ministerio de Educación, Cultura y Deporte, María Isabel Cuadrado Fernández, ha afirmado que el servicio continuará en 2015 y con intención de permanecer en el tiempo porque los resultados son "positivos".

Cuadrado ha explicado, en una intervención durante el II Congreso del Libro Electrónico celebrado en Barbastro (Huesca), que la plataforma está pendiente de funcionar en Baleares, Cataluña y Melilla, después de incorporar el servicio en Galicia y Cantabria durante la semana pasada.

Además, ha indicado que el desarrollo es muy bueno en las grandes ciudades y encabezan el uso las comunidades de Madrid, Andalucía y Aragón, siendo el País Vasco la única que no utilizará el servicio ya que cuenta con su propia plataforma, Liburutegiak.

El objetivo de eBiblio es ofrecer a la ciudadanía un acceso a nuevos formatos y soportes a través de las bibliotecas públicas, extender la lectura a usuarios no habituales y "democratizar la lectura independientemente del lugar del que proceda el lector", ha explicado la responsable del servicio.

Hasta el momento, la plataforma ha comprado 200.000 licencias y ha adquirido 1.500 títulos, contenidos para público infantil y adulto y dedicado a distintas materias educativas que han tenido, junto a la puesta en marcha del servicio, un coste de 1,6 millones de euros.

Con esta colección, en la que destaca la ficción moderna y contemporánea, eBiblio pretende impulsar el consumo legal de contenidos digitales, dinamizar el mercado del libro electrónico en España y plantear un servicio básico de ámbito estatal de forma que después "sean las comunidades las responsables de comprar y seleccionar lo que quieren", ha apuntado Cuadrado.


En este sentido, el servicio permite adaptar la plataforma al lenguaje y los contenidos de cada ciudad, "como ocurre en Navarra y Valencia y ocurrirá en Cataluña", ha señalado la responsable, quien ha explicado que al ser un proyecto abierto será adaptado en función de sus propias particularidades y posibilitará el aumento de las colecciones y la mejora de los servicios bibliotecarios".