miércoles, 22 de abril de 2015

REYES DE AIRE Y AGUA

Todas las historias tienen algo de verdad y de mentira, pues son tan ciertas o tan falsas como el hombre que las cuenta. Prestadme oídos en esta ocasión, pues mi abuelo me contó esta historia, y de todas las cosas buenas o malas que hizo en esta vida, jamás mentira alguna salió de sus labios en las muchas ocasiones en las que habló conmigo. Así como él me la contó, yo os la cuento, honradas gentes, para que andéis precavidas en el comercio con las hadas y aprendáis que sólo dificultades pueden esperar los que se cruzan con tan extraño pueblo.

Reyes de Aire y Agua está formado por dos poemas (la Canción para la Reina de los Grajos, al comienzo, y la Canción del Rey de los Sapos, al final), que enmarcan cinco relatos. Tanto las poesías como los relatos están entrelazados entre sí: un personaje le cuenta a otro un  relato del libro, algunos personajes secundarios están en varios relatos; o se nombran algunas de las historias leídas.

Wendy de los Gatos nos cuenta empieza que los niños han dejado de crecer en un pueblo, porque una rata ha robado, por orden de un brujo, los dientes de leche de los niños y el ratoncito Mikal Oglu no puede realizar su trabajo. La gata Wendy decide ayudar, con la música de fondo de un grillo.

El Rey que no Podía Dormir parece un cuento tradicional. Un rey se casa y todo es alegría y esplendor. Pero un sueño lo angustia, y, como su esposa no puede ayudarlo, enfadado le corta la cabeza. Esto sucederá tres veces, hasta que una vieja le propone un viaje para encontrar a la mujer de sus sueños.

Rafensthalf es la búsqueda de la riqueza y del honor por un joven campesino para conseguir a la hija de un noble.

Cómo el Rey de los Grillos Consiguió su Violín nos presenta a un joven campesino ingenuo que sale de una situación comprometida con su valor y sentido común, y la ayuda de un grillo.

Maeve es una hermosa tabernera que por la noche baila a la luz de la luna. El protagonista cree que es una princesa y hará todo lo posible para probarlo. Y esta historia se entrelaza con otra, y con otra…  

Estos relatos de Jesús Fernández Lozano nos llevan a un mundo maravilloso con hadas y castillos encantados. Su forma de escribir muchas veces nos recuerda la prosa poética, en estos episodios que pueden recordarnos la épica, la picaresca o las leyendas. Hay escenas que recuerdan o homenajean a Lord Dunsany, Michael Ende, C.S. Lewis, Robert E. Howard, o Neil Gaiman.