domingo, 15 de mayo de 2016

LA CHICA DEL TREN


Enviado por Pablo (B1C)

Rachel es una mujer divorciada con problemas con el alcohol que reside en una habitación de alquiler de una vieja conocida.

Rachel toma siempre el tren de las 8.04 hacia Londres. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas, y la misma parada en la señal roja.

Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?

                Esta novela de Paula Hawkins está narrada en primera persona por tres personajes distintos:

Rachel, la protagonista principal y a partir de la cual se mueve toda la trama. Una mujer divorciada por una infidelidad; físicamente es una mujer subida de peso debido a su depresión tras el divorcio y al consumo constante de alcohol; psicológicamente es un personaje muy difícil ya que tratamos con alguien con problemas mentales tales como alcoholismo y una profunda tristeza interna que hace que no sienta ningunas ganas de vivir e incluso pensamientos violentos contra la familia de su marido.

Anna, la actual esposa de Tom, nos da a conocer el poco cariño que le tiene a Rachel y como ha sido su relación y experiencias con ella, casi todas movidas por los celos de Rachel hacia su relación lo cual hace provocarle un intenso sentimiento de rabia ya que intentaba volver con su marido y destrozarles la vida como pareja. Se mueve por el bien de ella y su familia, psicológicamente es uno de los personajes más sencillos ya que no sufre ningún tipo de problema, únicamente la gran necesidad de separar a Rachel de la vida de su familia.

Megan, otro personaje de gran complejidad ya que tras sufrir varios episodios mentalmente muy duros tales como la pérdida de un hermano en un accidente de tráfico y la muerte de su primera hija en la bañera, sufre grandes trastornos que le llevan a un conflicto interior muy grave el cual incluso no le deja dormir por las noches. Cuando por fin empieza a superarlo debido a su psicólogo y amante Karmal, vuelve a sufrir otro grave episodio como el de estar embarazada de una persona que no era su marido y además a todo esto se le suma que su vida amorosa con su marido estaba llegando a su fin.

Me ha gustado la obra debido a la gran complejidad, misterio y tensión en la que se mueve; por una parte, la complejidad la aporta el difícil papel psicológico que tienen varios personajes dentro de la obra lo cual nos hace vivir la experiencia de una persona muy distinta en cada momento diferente de la narración; por otra parte, el misterio nos lo aporta toda la trama de cómo se mueve la historia dando sospechosos que parecían muy fiables de ser los culpables y finalmente tras muchas vueltas y difíciles episodios que habían sucedido hasta llegar a la situación del asesinato descubrimos que el culpable es una de las personas de las que nadie sospechaba; y por último la gran tensión que la autora le da a la historia dejando expectante al lector con el siguiente hecho que ocurrirá y a la vez la sorpresa de hechos que el lector no esperaría debido a que son hechos muy difíciles de imaginar.