jueves, 18 de febrero de 2016

LA OTRA MANO DE LEPANTO

La mexicana Carmen Boullosa nos trae la figura de Preciosa, la Gitanilla, de las Novelas Ejemplares de Cervantes, transformada en un personaje de gran fuerza poética.

Tras separarse de su padre, expulsado como muchos gitanos por Felipe II, la niña María  sirve en un convento del que huye para ser acogida por unos moriscos amigos de su padre, quienes la educan y le enseñan el arte de la espada. Cuando María termina su entrenamiento, le confían una misión en Chipre: llevar a Famagusta el primero de los libros plúmbeos, Evangelios apócrifos que hará pasar por antiguos y que legitimarán a los moriscos como los primeros cristianos de Iberia.

María ha de hacer frente a muchas aventuras: recorre la Granada cristiana y la morisca, es cautiva en Argel y viaja a Nápoles, cuando en la ciudad se da cita el ejército de la Santa Liga. Enamorada del capitán español don Jerónimo de Aguilar, su amor será un gran desencuentro. Llegado el momento en que él debe embarcar, María, disfrazada de hombre, sube a la Real tras él. Cuando su enamorado muere en combate, María la bailaora es llevada a la Marquesa, donde hace amistad con un joven soldado y poeta enfermo: Miguel de Cervantes.

Novela histórica y sentimental, La otra Mano de Lepanto reescribe la vida de la Gitanilla, narra también la afirmación de la vida y la búsqueda de otros modos de ser, en el mundo y en la literatura. De hecho el hilo que une los distintos puntos del Mediterráneo es el baile de María, que encarna la apuesta por la vida y la imaginación. María se mantiene moralmente pura en una sociedad donde más que la moral se aprecia la "limpieza de sangre". Y cuando la pasión irrumpe, su suerte cambia. María vive una honda contradicción entre lealtades que determina el fin de sus ilusiones.

A lo largo de la novela van apareciendo diversos personajes de la narrativa cervantina, y encontramos pequeños homenajes, como en el comienzo: En un lugar de Granada, de cuyo nombre no puedo olvidarme…